viernes, 14 de septiembre de 2007

Un lago era un océano...

Ayer, en la oficina, organizaron un asado. Era al medio día, en el Club de Pescadores de mi ciudad. Ok, dije, después de las 13, estamos por allá.
Por supuesto en la oficina a las 11:30 ya estábamos todos hablando del "asadito", motivo por el cual... todas las tareas del día, automáticamente pasaron para el viernes.
Hacía por lo menos, 25 años que no iba al Club de Pescadores.
12:45 salimos para el Club. A medida que nos acercábamos, comencé a recordar cuando, de niño, en verano, iba con mi familia y amigos.
Me veía, en el muelle para pescadores tratando de tirar mi línea, en ojotas, en cuero, con el viento golpeándome la cara, sonriendo... Veía a mi padre, salando la carne y conversando con amigos, mientras tomaban alguna copita para mitigar el calor. Las mujeres, como siempre, preparando las ensaladas, y los últimos detalles para llevar algo de comodidad a la hora de sentarnos a la mesa.
Me veía yendo a la cantina, corriendo carreras para ver quien llegaba antes, pedirle al cantinero las bebidas frescas y volver molestando al otro por haber llegado último.
Me veía recorriendo todas las instalaciones del Club, que para ese entonces, era un mundo, casi interminable...
Llegamos. Cuando entré a la cantina me costó mucho poder entender, porque aquel lugar, que hace tanto tiempo me parecía gigantesco, hoy, sólo era un amplio salón.
Las altísimas hamacas, en las que pasábamos horas mis hermanos y yo, eran mucho más bajas que lo que las recordaba.
Con pocos pasos llegué, de la cantina al muelle; el que ni siquiera me pareció la mitad de peligroso y alto que rememoraba.
Fueron segundos, nada más, pero se me amontonaron todos esos recuerdos de golpe. Entonces, inmediatamente, entendí este poema que había leído hace muchos, de Mario Benedetti:

Cuando éramos Niños
Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía.
luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era un océano
la muerte solamente
una palabra
ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en los cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros.
ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.

17 comentarios:

Alejandra dijo...

Los recuerdos que guardamos de la infancia son maravillosos y el paso del tiempo solo los redimensiona en proporciones físicas, pero no en las emocionales...

Hermoso blog.

Saludos

Fabricio dijo...

Que maravilloso que es tu mundo!!
La infancia es la etapa más recordada de nuestras vidas, será por eso que yo soy medio Furgencio y todabía insisto en permanecer en esa etapa pese a mis 36 añitos.
Muy buen post, éste y el de Brad Pitt.
Nos tomamos una chocolatada?

Batsi dijo...

Me encanta Benedetti. No necesita de palabras sofisticadas para hacer un poema tan sensible y lleno de significado.

Joder, yo también me doy cuenta que ahora puedo hablar de lo que hice hace quince o veinte años... ¡nos estamos haciendo viejos, anonimoooooo!

MALEFICABOVARI dijo...

Benedetti no pudo expresarlo mejor.... vinieron a tu mente recuerdos que este gran poeta supo transcribir cómo nadie, e hciste tuyas sus palabras... te entiendo... ya somos unas carracas por aquí todos, y los de sesenta nos parecen jovencísimos... aquesí??????? Bueno, al menos recuperaste esos momentos en aquel lugar mágico.... algo te llevaste para el corazón, además del asado... por spuestoooooo¡¡¡¡¡¡¡¡
Bsazos, a mi me vuelve loca un verso suyo:
"MI ESTRATEGIA ES,
QUE UN DIA CUALQUIERA,
NO SE CÓMO NI CON QUE PRETEXTO, POR FIN ME NECESITES"
I-N-C-R-E-I-B-L-E¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
En eso ando yo con mi pareja.... en que se cosa las palabras estas al cuerpo, coño, y sus neuronas las hagan suyas....
Bsazos, majo¡¡¡¡¡¡¡¡¡

mandarina azul dijo...

Espero que, recuerdos incluídos, pasaras un buen día y disfrutaras del asado.

¡Qué grande es Benedetti!

:)

Laura dijo...

Cómo cambia la vida..!! y de golpe nos volvemos mas realistas.
(me quedo con los recuerdos de la inocencia)

elanonimosoy dijo...

Gracias a todos por su visita. Esta semana legana mi ciudad 500.000 personas por la Virgen, así que se me va a complicar escribir, pero seguramente voy a estar espiando.

Simplemente Maquiavèlica dijo...

hola guapo thanks x tu visita y wowow q delicia de poema�� y veo q te gusta pescar verdad??yo ni idea de lo q sea pescar�����
besitos

Lightning dijo...

Anónimo! Te zarpaste con el post. A mi, te cuento, me pasa muuuuchas veces eso de re-dimensionar cosas de la infancia...

Pero en vez de verlas más pequeñas físicamente, como habitualmente pasa, las RECUERDO ENOOORMES Y MARAVILLOSAS, y rompo inevitablemente en llando cuando noto que antes, tenía la sabiduría de valorar los momentos con el alma... ahora de grande, eso me cuesta mucho más.

Es feo crecer. Pero necesario, no?

Batsi dijo...

Bueno... ¿te hundiste en el lago de frustación porque estás envejeciendo? ¿dónde andas????

Vill Gates dijo...

No es que nos pongamos viejos, bah, no solo eso, lo bueno es que nos ponemos reflexivos y le damos su significado a las cosas.
Muy buen post!

elanonimosoy dijo...

Respuesta General: Gracias a todos por su visita. Esta semana llegan mi ciudad 500.000 personas por la conmemoración de un nuevo aniversario de la Virgen, Mi trabajo es coordinar a 178 personas que van a atender a todos estos peregrinos; así que se me va a complicar escribir, pero seguramente voy a estar espiando.

Batsi dijo...

¡Pero buenooooooooooo!

el nombre... dijo...

Increíble cómo cambian las cosas los años!

Me parece muy buena la referencia a Benedetti. Es uno de mis preferidos.

MALEFICABOVARI dijo...

Perdonado, pero se te echa de menos, nene, y lo de espiar, ayyyyyyyyy, no digas esa palabra, que me da cangrelo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Bsazosssssssss¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Batsi dijo...

Yo creo que al anónimo ya se lo cargaron :(

Churra dijo...

Que triste es dar alcance a la verdad .
Precioso post .
Un besazo